6 razones para comprar la revista de La Peruyal

(o de colaboración vecinal, Bollos futuros y arques saneaes)

Nos pasa a todos: quedan pocos días para la fiesta, estamos con los nervios de punta y queremos que salga tou bien: que haga buen tiempo, que la comida sea exquisita, que pa el vermú estemos toda la pandilla, que en el prau esté libre el sitiu de siempre, que el desfile de carroces nos pille con la digestión casi hecha y una sidrina fría cerca…

Pero claro, con esto de los nervios corremos el riesgo de reducir la fiesta a estes coses que nos hacen emocionar, olvidando que la fiesta también tien que ver con lo que pasa antes de ella, con lo que –entre todos- hacemos por ella para que sea posible.

¿A qué nos referimos?

Pues, aun a riesgo de caer en la etiqueta de ser pesaos, hoy, a poques hores de que por fin inauguremos les fiestes del Bollu 2022, nos gustaría recordar la esencia de esti evento, que no e otra que la participación vecinal.

Escaparate de Perfumería Difer

La colaboración de todos. 

Esa e la esencia primigenia del Bollu: el amor de los vecinos y los socios por la fiesta. El poner todos un pocu de nuestra parte pa que pueda llevase a cabu.

Ya sabes lo que diz el dichu: “un granu no haz graneru, pero ayuda al compañeru”.

En el casu de la Sociedad La Peruyal, son los pequeños granos los que hacen un gran graneru. E la ilusión, la participación y la colaboración de todos y cada unu de los más de 2000 socios lo que hace posible que podamos seguir organizando y celebrando la fiesta del Bollu.

Por ello, hoy queremos pedirte que aportes un granin más a esti graneru enorme y gayoleru que e la Sociedad La Peruyal. Concretamente, nos gustaría encomendarte a sumar 6 graninos al total (los 6 € que cuesta la revista) colaborando así a que el desarrollu de la fiesta sea óptimu y a que haya recursos suficientes para que el próximu domingo el día del Bollu pueda considerarse como una vuelta a les fiestes rotundamente exitosa.

Lluis Nel leyendo leyó un texto de la revista escrito por Serxu Lluaces durante la Preba de Sidra

Así que, digamoslo claru: necesitamos que compres la revista de La Peruyal. 

O bueno, más bien El Bollu necesita que compres la revista de La Peruyal…

¿Por qué?

Bueno, tuvimos pequeños problemas a la hora de realizarla y acabó llegando un pelín más tarde de lo que esperábamos, pero ya está aquí, deseosa de ocupar un lugar en todas las casas, estanterías y revisteros de todos los peruyalos que hay por el mundo.

María Lorente también leyó un texto de Amalia Herrero

Así que, si todavía no la tienes, aquí te damos 6 razones (de pesu) para comprar la revista de La Peruyal:

1. Toes les fiestes (o muches) tienen revista, pero tú sabes mejor que nadie que la revista de La Peruyal e especial: en ella se concentran los recuerdos, las anécdotas, las fotos y los relatos de esa fiesta que llevas tan dentro y te aporta tan buenos momentos. 

2. Además, está hecha por los vecinos y socios: con anuncios de todos los establecimientos colaboradores del pueblu y de pueblos vecinos y con textos, hechos con muchu cariñu, de gente que ama el Bollu como tú

3. Es un valor de futuro: seis euros no son nada y, si lo miras con perspectiva, la revista servirá para que dentro de unos años (10, 20, 50…) la encuentren aquellos que vengan después que tú y disfruten ojeándola igual que tú disfrutas ojeando revistes viejes, viendo cómo cambiaron les coses, les modes, les calles…

Y el propio Serxu leyó un texto realizado por Luciano Hevia

4. Es una revista muy molona. Y no es que no lo fuera ya pero, permítenos decir que esti añu procuramos hacerla mejor: con más calidad, con una portada preciosa, con bloques interiores que la ordenan, con fotos chules, con más emoción que nunca… hasta contiene fotos que se valoraron para poner de cartel de la fiesta y que son tan guapes que decidimos incluirles como págines completes… 

5. Comprarla es una forma de aportar (sumar) a la fiesta: seas sociu o no lo seas. Es decir, la revista está disponible  inclusu pa aquellos que dicen eso de “yo no soy sociu porque nunca pillo el Bollu y…”. Estes persones son más de les que nos parez y lo que no tienen en cuenta es que la cuota de sociu no sirve sólu pa disfrutar del bollu de pan y la botella de vino, sino que cubre el gastu de orquestes, permisos, bandes de gaites… en definitiva, tou lo que se disfruta durante el día del Bollu se financia con la cuota de socios y con coses como la revista, los pins, les banderes… No reduzcas la fiesta a un bollu de pan: el día del Bollu es muchu más y para poder llevalu a cabu hacen falta perres y voluntad de todos, aparte (claro) de eses ganes de fiesta que ya invaden el pueblu enteru…

En nuestro canal de Youtube puedes «tirar de hemeroteca», básicamente puedes ver como la revista cobra vida. – Vídeo cedido por Florentino Cardín-

6. Llevamos dos años sin fiesta. Metíos en casa por culpa de una pandemia. Piensa en el añu pasau, o en el anterior, por estes feches… no iba a haber Bollu y estabas depre por no poder vivir esti día. Piensa que hace un añu te hubieran dichu que comprando una revista (por un importe similar al que cuesta un cubata o unes botellines de sidra) harías posible celebrar el Bollu…¿No la hubieras comprau? Pues esti añu es lo mismu: comprando una revista haces posible que se celebre el Bollu. Sin la colaboración de todos, los días del Bollu futuros se visten de interrogantes… Hagamos posible (dentro de nuestros posibles) que no pase un veranu más sin celebrar la fiesta. Y vale, no podemos controlar les pandemies y plagues mundiales, pero podemos asegurar –con muy pocos duros por parte década unu- que les arques de la Peruyal nunca se queden sin fondos pa celebrar la fiesta.

Ambiente en la Preba de Sidra